Deducción Vivienda Habitual En Declaración IRPF

Deducción vivienda recurrente. Me llegaron a lo largo de estos últimos días unos cuantos consultas cerca de las opciones de deducción por adquisición de vivienda recurrente para la declaración declaración de IRPF del 2013y siguientes, en las que se me sugieren 2 casos en los que tienen la posibilidad de hallarse otros impositores y a los que iremos a intentar ofrecer respuesta en este artículo. Acordarse que en otro artículo previo ahora intentamos la deducción de vivienda recurrente, más allá de que en un caso así relacionada con la rehabilitación de vivienda recurrente.

Deducción vivienda habitual

Antes que nada decir que para la contestación de estas consultas vamos a partir de lo preparado en la predisposición transitoria decimoctava de la LIRPF “Deducción por inversión en vivienda recurrente”, que es donde se regula el cambio normativo que hubo sobre esta deducción, y donde textualmente se dispone sobre la adquisición de vivienda recurrente que,

“Van a poder utilizar la deducción por inversión en vivienda recurrente los impositores que hubiesen conseguido su vivienda recurrente de antemano a 1 de enero de 2013 o bien satisfecho proporciones de antemano a esa fecha para la construcción de exactamente la misma.

En cualquier caso, resultará primordial que el contribuyente hubiese practicado la deducción por inversión en vivienda recurrente con relación a las proporciones cumplidas para la adquisición o bien construcción de esa vivienda en un periodo impositivo devengado de antemano a 1 de enero de 2013”

Deducción vivienda recurrente en el caso de adquisición entre cónyuges separados

La primera consulta versa sobre las opciones de deducción caso de que más tarde a la separación marital, el cónyuge que habita la que fue la vivienda conyugal, decida adquirir al otro la una parte de la vivienda de este.

Nos referiremos aquí a la consulta vinculante V1949-13 de la DGT, en la que se da respuesta a una consulta semejante a la planteada y donde, citando a la pre disposición transitoria decimoctava de la LIRPF citada antes se muestra que:

“…de conseguir la citada parte indivisa de antemano a 1 de enero de 2013 y mientras que llegue a entrenar basado en ello la deducción en el ejercicio 2012, le va a ser de aplicación el régimen transitorio, teniendo derecho a seguir practicado la deducción desde 1 de enero de 2013 por las proporciones que satisfaga en todos y cada ejercicio.”

Esto es, el contribuyente que haya comprado la una parte de su excónyuge de su vivienda recurrente y haya practicado la deducción por la adquisición de esa una parte de la vivienda en un periodo devengado de antemano al 1 de enero de 2013, sí que va a poder practicarse la deducción. No obstante, de no haber llevado a cabo deducción por esa adquisición de la parte indivisa de su excónyuge en un periodo previo, o de hacerse esa adquisición a lo largo del año 2013 (y por consiguiente no haber podido deducírsela antes), no va a tener derecho a entrenar la deducción por la parte comprada, más allá de que sí la va a poder continuar haciendo por la una parte de la que ahora era titular.

Deducción vivienda recurrente sin haber podido inferir en periodos precedentes

Esta segunda consulta hace referencia al caso de un individuo que, siendo dueña de su vivienda recurrente conseguida a través de hipoteca de antemano al 1 de enero de 2013, no había podido desgravar por porque a lo largo de los años precedentes al 2013 no había llevado a cabo la declaración de IRPF, por un lado al no estar obligada a ello y por otra porque no se le había retenido nada por distintos fundamentos (situación que se puede ofrecer por poner un ejemplo porque el dinero que se siente procede de una beca de trabajo) y por consiguiente de haberla llevado a cabo no hubiese conseguido devolución alguna que viene de la desgravación de vivienda.

En un caso así, y sabiendo la predisposición transitoria de la LIRPF citada previamente, a priori no se tendría derecho a entrenar la deducción. No obstante, en un caso así la deducción no se ha practicado previamente…mas porque de haberse producido el resultado podría haber sido cero, dado que la retención había sido cero. Sin embargo lo previo, en el 2012 esa era la vivienda recurrente del contribuyente, de tal forma que estamos aquí en un caso incierto. Veremos como debemos accionar en esta clase de casos.

De entrenar la deducción en la declaración del 2013, es realmente posible que Hacienda llame la atención al contribuyente, por lo cual para curarse en salud, lo más correcto es accionar de la próxima forma:

– Efectuar y dar la declaración de IRPF del 2013 sin entrenar la deducción de vivienda recurrente

– Efectuar una consulta a la DGT proponiendo esta situación (deben responder en un máximo de 6 meses). Una vez se tenga la respuesta de la DGT, si es imposible entrenar la deducción, se va a haber llevado a cabo la declaración adecuadamente y no van a poder sancionarnos, y si en cambio sí se puede entrenar la deducción, se puede efectuar la reclamación correspondiente frente a la hacienda pública a fin de que procedan al pago correspondiente. Haciéndolo así aseguramos que en ningún caso la hacienda pública logre sancionarnos.

Hasta aquí el artículo Deducción vivienda recurrente“, quisiera que te haya sido de herramienta. Para recibir más artículos como este, regístrate en el weblog y te voy a ir mandando de manera automática los que se vayan publicando. Únicamente debes ingresar tu nombre y tu correo electrónico en el apartado destinado a ello en la barra del costado. De todas formas, si piensas que esta bitácora puede contribuir a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y populares en comunidades.

 

Dejar un Comentario

Content Protection by DMCA.com