Cancelación De Hipoteca Por La Mitad De Lo Que Te Pide El Banco

Cancelación de hipoteca en el medio de lo que solicita el banco. En este artículo vamos a intentar romper uno de esos mitos urbanos que afirma que la administración de la cancelación de hipoteca no la puede llevar a cabo un especial salvo que sea con el beneplácito de la entidad financiera….básicamente porque la verdad es precisamente la contraria, la entidad financiera solo puede efectuar la administración de la cancelación de hipoteca si se lo deja el dueño. Comencemos…

Cancelacion de Hipoteca

En el momento en que al final conseguimos realizar los pagos todas y cada una de las cuotas de nuestra hipoteca y “por el momento no le debemos nada” a la entidad bancaria correspondiente, falta aún por cumplimentar un último trámite para lograr decir que la vivienda es completamente nuestra y que tenemos la posibilidad de llevar a cabo con lo que deseamos. Este último trámite radica en dejar en libertad de cargas esa vivienda, que no es otra cosa que, en la mayoría de las situaciones, efectuar la cancelación registral de la hipoteca.

Cancelación de hipoteca: Pasos a ofrecer

 

Los pasos para efectuar la cancelación de hipoteca o bien anular una condición resolutoria sobre una casa son los próximos:

  • Pedir a la Entidad Financiera que en su instante nos concedió la hipoteca que proceda a elaborar un certificado de deuda cero.
  • Entregarle al Notario que decidamos el certificado de deuda cero, los datos de la finca o bien vivienda, el importe de la hipoteca, la compromiso hipotecaria y solicitarle que prepare la escritura de cancelación de hipoteca.
  • Si fuera una condición resolutoria o bien carga sobre la finca de todas formas vamos a deber pedir una escritura notarial que anterior distribución de los documentos que argumenten se ha cumplido con las obligaciones que justificaban la condición resolutoria, el Notario extenderá la escritura de alzamiento de esa carga.
  • Una vez confeccionada la escritura de cancelación de hipoteca por la parte del Notario, la Entidad Financiera tiene que expedir a la Notaría a un apoderado a fin de que estable esa escritura y para lo que no es precisa nuestra presencia (a no se que se intente un crédito hipotecario en vez de un préstamo hipotecario).
  • El Notario nos entregará previo pago de su minuta la escritura de cancelación de hipoteca original.
  • Esa escritura la vamos a pasar por la Hacienda de la correspondiente Red social Autónoma para la liquidación del impuesto que hoy en día está exento.
  • Una vez liquidado el impuesto presentaremos exactamente la misma en el correspondiente Registro de la Propiedad y en un período máximo de 2 a 3 meses, dicho Registro nos va a devolver exactamente la misma con anotación de haber dado de baja la hipoteca. Con estos pasos, vamos a tener nuestra vivienda “limpia” de la hipoteca. Este va a ser un óptimo instante para pedir una exclusiva Nota fácil al Registro de la Propiedad y revisar que no hay otras cargas.

¿Que pasa si vamos al banco?

 

No obstante, lo que frecuenta ocurrir en el instante en que nos vamos a la entidad bancaria para hacerles comprender que deseamos efectuar dicho trámite, es que esta nos comunica que no lo tenemos la posibilidad de llevar a cabo por nuestra cuenta, y que para hacerlo debemos poner una provisión de fondos de la que nos van a devolver “algo”, sin especificarnos cantidad alguna. Esa provisión de fondos que nos denuncian es dependiente de la cuantía de la hipoteca, mas ronda para una hipoteca de unos 150.000€ los 1.000€.

Si les hacemos caso y dejamos que sean quienes nos gestionen estos trámites, en el momento de proceder a agarrar la documentación correspondiente a la cancelación de hipoteca adjuntado con la liquidación de la provisión de fondos, observaremos lo siguiente:

  • El coste del Notario es más alto de lo que podría haber sido de elegirlo (por supuesto las entidades bancarias tienen algunos notarios “concertados”).
  • seguramente nos van a cobrar una comisión por la emisión del certificado de deuda cero (esto no lo hacen todas y cada una de las entidades bancarias mas sí una mayoría).
  • Nos van a cobrar una comisión por el movimiento del apoderado a la Notaría para la firma de la escritura de cancelación registral (comisión que se acerca a los 150-200 €).
  • Va a haber el coste del Registro de la Propiedad por la inscripción de la vivienda en exactamente el mismo.
  • Va a haber un coste de gestoría (que se acerca a los 250-300 €) por las gestiones de elaborar, llevar y agarrar la documentación al Notario, a la la Hacienda de la correspondiente Red social Autónoma y al Registro de la Propiedad.

Todo lo comentado antes va a hacer que acertadamente el coste total de estos trámites ronde los 1.000€, cantidad muy mayor a la que hubiera resultado de efectuar este trámite, fundamento por lo cual se sabe el interés que tienen las entidades bancarias en evadir que sea el dueño quien lo realice…

¿Qué afirma el Banco de España (www.bde.es)?

 

Los razonamientos de las entidades bancarias sobre esto de la imposibilidad de que sea el dueño del inmueble hipotecado quien realice los trámites para la cancelación de hipoteca, quedan desmontados si vamos a la Memoria del Servicio de Reclamaciones del Banco de España y leemos lo siguiente:

BANCO DE ESPAÑA, MEMORIA DEL SERVICIO DE RECLAMACIONES, 2006

  • Los usuarios tienen la posibilidad de hacer por sí mismos los trámites precisos para la cancelación registral de su hipoteca (excluyendo, como es lógico, el movimiento de apoderado y la expedición del certificado de saldo cero o bien preparación de antecedentes, trámites por los que las entidades no tienen la posibilidad de, en este supuesto preciso, cobrar comisión alguna). Si el cliente escoge encargar esta administración a la entidad, se trataría, en cualquier caso, de una comisión que remunera un servicio opcional.
  • Resultando, por consiguiente, que las entidades únicamente prestan este sistema si lo pide su cliente (entendiendo por tal, en las cancelaciones de préstamos hipotecarios, bien el titular del préstamo, o la persona que está interesada en esta cancelación notarial). Es infaltante a fin de que el cobro de la comisión que lo remunera logre considerarse procedente que el cliente preste su consentimiento previo no solo a que la entidad realice este sistema, sino más bien asimismo a que se le adeuden las comisiones tarifadas, y que sea oportunamente informado por este criterio.

BANCO DE ESPAÑA, MEMORIA DEL SERVICIO DE RECLAMACIONES, 2009

Comisión por emisión de un certificado exacto para el cumplimiento de una obligación legal derivada del artículo 82 de la Ley Hipotecaria o bien por la pura cancelación de hipoteca.

Esta comisión remunera la preparación de la documentación precisa, a solicitud del cliente, a fin de que sea la entidad la que realice las gestiones y tramitaciones exactas para la cancelación notarial de su hipoteca.

A fin de que permanezca derecho al cobro por este criterio, el Servicio de Reclamaciones pide que se acredite que se ha prestado un auténtico servicio al cliente, sin que quepa integrar en este supuesto:

  • la distribución al cliente de la documentación justificativa de la extinción de la obligación contractual en frente de la entidad (el mero otorgamiento de la carta notarial de pago o bien la emisión de un certificado de deuda cero), o bien
  • el fácil movimiento del apoderado de la entidad a la notaría que a esos efectos indique el cliente, dado que, en estos teóricos, la actividad creada no es otra cosa que el consentimiento concedido por el acreedor hipotecario (demandado por el artículo 82 de la Ley Hipotecaria) para la cancelación de una inscripción llevada a cabo a favor suyo en razón de escritura pública.

Aparte de lo comentado en el punto previo, debe recordarse que los usuarios tienen la posibilidad de realizar por sí mismos los trámites precisos para la cancelación registral de su hipoteca, por lo cual esta comisión, en relación remunera un servicio opcional, comúnmente no viene obtenida en las escrituras de préstamo hipotecario.

Por consiguiente, las entidades únicamente prestan este sistema si lo pide su cliente (entendiendo por tal, en las cancelaciones de préstamos hipotecarios, bien el titular del préstamo, o la persona que está interesada en esta cancelación notarial); es infaltante, a fin de que el cobro de la comisión que lo remunera logre considerarse procedente, que el cliente preste su consentimiento previo no solo a que la entidad realice este sistema, sino más bien a que se le adeuden las comisiones tarifadas y también informadas por este criterio.

Conclusiones cancelación de hipoteca

 

De qué manera bien tenemos la posibilidad de ver según lo previo, lo argumentado por las entidades bancarias en este aspecto no tiene fundamento alguno, y más allá de que es verdad que para un individuo puede ser farragoso efectuar este trámite, no es así menos que el coste de la realización del trámite se nos dispara al doble si este nos lo ejecuta la entidad bancaria.

Hasta aquí el artículo “Cancelación de hipoteca en el medio de lo que solicita el banco, quisiera que te haya sido de herramienta. Para recibir más artículos como este, regístrate en el weblog y te voy a ir mandando automáticamente los que se vayan publicando. Únicamente debes ingresar tu nombre y tu dirección de correo electrónico en el apartado destinado a ello en la barra del costado. De todas formas, si piensas que esta bitácora puede contribuir a más gente, comparte el artículo con familiares, amigos y populares en comunidades.

 

Dejar un Comentario

Content Protection by DMCA.com